Cuando nosotros los muertos despertamos

Drama. Elenco: Claudia Cantero, Andrea Jaet, José Mehrez, Verónica Pelaccini, Horacio Peña y Alejandro Vizzoti. Teatro Cervantes. Funciones de miércoles a domingos a las 20 y 30.

Muchas de las obras de Henrik Ibsen fueron consideradas escandalosas por una sociedad dominada por los valores victorianos.
Ibsen a lo largo de sus obras ha navegado por varias aguas.
Catilina, se basaba en el romanticismo, en obras como Peer Gynt o Brand, estaba el realismo social y en piezas como Casas de Muñecas o en Un enemigo del pueblo, dejaba ver el drama moderno.
Cuando nosotros los muertos despertamos, obra de 1899, cultiva el realismo de la introspección mezclado con el expresionismo.
La obra no es ni rebuscada, ni pesada, podría haber sido una novelita de las tardes ochentosas del canal de Romay.
Rubén Szuchmacher, director del Teatro Cervantes, se animó a poner en escena la última obra de Ibsen 
Es la obra menos conocida del escritor noruego.
Es la historia de un escultor Rubek (Horacio Peña) y su esposa Maia (Verónica Pelaccini), que van de veraneo a un hotel de un balneario en los fiordos de Noruega.
Mientras ellos están charlando e instalados, aparece una mujer misteriosa vestida de blanco que va secundada por otra mujer vestida de negro.
La mujer vestida de blanco es la modelo Irene, en la cual Rubek se inspiró. Ella habla como una muerta en vida y su objetivo es ir a la montaña.
Por otra parte la aparición del cazador de osos provoca que la mujer del escultor sea seducida y vaya a cazar mientras su esposo se queda con su musa inspiradora.
De aquí en más, las dos parejas viven en su propio mundo entre las montañas y el hotel.
Ibsen, en su última obra deja asentada la muerte desde varios aspectos.
También deja interrogantes.
Esa mujer de blanco que se encuentra con el escultor dice estar muerta en vida y esa sombra que tiene atrás puede ser la muerte tranquilamente.
Ese cazador de osos, logra la presa de la mujer del escultor?
Hay una frase de una canción que dice que todo tiene un principio y un final. Y de eso se trata esta obra.
Fue el destino lo que le pasó a Rubek?

                Marcelo Oliveri
    

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios